Hoy os traemos un artículo muy interesante en el que vamos hablar de las enzimas y la gran importancia que tiene su consumo.

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son un tipo de proteínas que se encargan de hacer posible que existan TODOS los procesos de nuestro cuerpo. No simplemente de nuestro cuerpo, si no que además hacen posibles todos los procesos de todos los seres vivos que existen en nuestro planeta.

Enzimas

Las enzimas suelen ser denominadas como catalizadores, esto es debido a que son necesarias para cualquier reacción química. Por hacer un símil con algo más cotidiano podríamos decir que una enzima es como una llave, la cual se encarga de abrir una cerradura entre dos o más sustancias para permitir que reaccionen entre sí.

Las enzimas son delicadas, cuanto mayor es la temperatura y más tiempo dura, vemos que hay una mayor destrucción enzimática. Una gran parte de ellas muere alrededor de los 40º, aunque hay otras que son capaces de soportar hasta 70º. Eso sí, la exposición a temperaturas menores pero durante más tiempo también puede causar su destrucción.

Importancia de comer enzimas

Es muy importante que haya alimentos crudos en nuestra dieta si queremos asegurar su consumo. El hecho de cocinar los alimentos hace que se pierdan la mayor parte o la totalidad de estas sustancias tan necesarias.

Un ejemplo muy común es el caso de los productos lácteos sin lactosa. Las personas intolerantes a la lactosa lo son por que su cuerpo no es capaz de producir (o al menos en la medida necesaria) lactasa, la cual es la enzima que se encarga de separar la lactosa en glucosa y galactosa. Por lo tanto la industria lo que hace es añadir lactasa a los mismos alimentos, ¡Pero no les retira la lactosa! La próxima vez que vayas al supermercado fíjate en ello.

En el ámbito deportivo, vemos como el mismo lactato, al cual se le suele culpar siempre de esa sensación de quemazón y de la fatiga, no es más que una enzima llamada lactato deshidrogenasa.

La importancia de su consumo en el deporte

Ya hemos explicado la importancia de comer alimentos crudos, pero vamos a darte algunos datos prácticos más que puedes aplicar en tu alimentación. ¡Especialmente si haces deporte!

La Piña y la Papaya por ejemplo, son ricas en bromelaína, la cual es una enzima proteolítica, es decir, se encarga de dividir las proteínas. Como ya sabemos la proteína es clave cuando buscamos cualquier objetivo estético o deportivo. Ya sea desde la pérdida de grasa, hasta la ganancia de músculo, pasando por la salud cardiovascular.

Si nosotros aseguramos una mejor digestión de las proteínas. Nos aseguraremos de no dejar a medias la capacidad de absorción de proteína por parte de nuestro cuerpo.

Los vegetales amargos como la escarola, la endibia, el berro o la alcachofa. Son otro ejemplo de vegetales con un alto potencial de estimular la producción enzimática.

En este caso, de una serie de enzimas encargadas de mantener al hígado en buen estado. Hoy en día, debido a la cantidad de medicamentos y sustancias no del todo saludables presentes en los alimentos, vemos cómo es de vital importancia que nuestro hígado funcione perfectamente.

Tenemos que recordar que las enzimas son delicadas, por lo que es necesario consumir los alimentos crudos si queremos asegurarnos de que las contengan. Además, los dos ejemplos que te hemos contado son solo un par de los muchos tipos que existen. Lo ideal es que todos los días consumamos vegetales crudos lo más variados posible.

Cumpliendo con estas pautas, hemos visto otro factor determinante que nos va a ayudar a cumplir nuestros objetivos. Y así comer de forma más saludable y más eficiente a nivel deportivo.

Gracias por leernos, esperamos que te haya gustado, si es así no dudes en compartirlo. También puedes seguirnos en nuetsras redes sociales: All For Box