En ocasiones te has podido plantear eliminar las grasas de tu dieta para bajar antes de peso o llegar antes a tu objetivo. En el post de hoy te contamos todo sobre las grasas y porque no debes eliminarlas.

Las grasas son uno de los macronutrientes esenciales del cuerpo que, junto con las proteínas, hacen posible que todo funcione correctamente. Si no las consumiéramos podríamos tener muchos problemas, ya que hay algunas vitaminas que solo se encuentran presentes en ellas.

Tippos de vitaminas

Hay dos tipos de vitaminas, las hidrosolubles (se disuelven en agua) y las liposolubles (se disuelven en grasa). Precisamente éste es el grupo de vitaminas que hace que no debamos eliminar las grasas por completo de nuestra dieta.

Es verdad que las grasas tienen muchas más calorías que los hidratos de carbono o las proteínas, en concreto cada gramo de grasa tiene 9 calorías. Las cuales pueden parecer bastantes comparadas con las 4 calorías que te aporta cada gramo de hidratos de carbono, sin embargo, ¡Todo tiene su dosis! Además hay muchos alimentos que contienen grasas muy saludables.

Las grasas del pescado, los frutos secos, el huevo, el aguacate, etc. son grasas estupendas que deberíamos obtener a diario. Por el contrario las del aceite de palma y otras grasas hidrogenadas sí podríamos eliminarlas por completo. Por último tenemos las de las carnes, que a pesar de ser saturadas sí pueden llegar a ser sanas si las tomamos con moderación.

Frutos secos

Eliminar grasas

La moda de eliminar las grasas, surgió principalmente por la creencia de que toda la grasa que consumimos la vamos a almacenar y los azúcares los íbamos a usar como energía. Sin embargo, se sabe que esto no es así y que lo que va a hacer que almacenemos o no la grasa va a ser el consumo total de calorías.

Si comemos más calorías de las que gastamos, almacenaremos el sobrante en forma de grasa. En caso de gastar más de las que consumimos perderemos grasa. Esto sucede independientemente del origen de éstas calorías, ya provengan de los hidratos o las grasas (obviamente lo hemos simplificado, ya que no hemos tenido en cuenta la ganancia de músculo y otros procesos que pueden llevarse parte de las calorías en caso de superávit).

Es cierto que en el caso de los deportistas puede ser más beneficioso consumir una mayor cantidad de hidratos de carbono, eso si, sin reducir a cero las grasas. Se debe a que cuando hacemos ejercicio una de las principales fuentes de energía es el glucógeno muscular, una mezcla de glucosa (azucar) y agua.

Las grasas también pueden proporcionar energía pero lo harán principalmente mediante procesos aeróbicos. Por lo que en el entrenamiento de fuerza sí podríamos afirmar que la principal fuente de energía son los hidratos de carbono.

Desde All For Box queremos animarte a que mantengas un consumo de grasas saludables y no trates de eliminarlas de tu dieta. A pesar de que si eres deportista puedas aumentar tu consumo de carbohidratos. La reducción total de las grasas puede conducir a problemas de salud, por lo que no es recomendable.

Esperamos que te haya gustado la publicación, gracias por leernos.

Publicamos contenido a diario, asique estate pendiente de futuras publicaciones, puedes ampliar información en el blog o en nuestras redes sociales: instagram y youtube.