La respiración abdominal es una manera de respirar que consiste en utilizar el espacio vacío que deja el abdomen al expandirse hacia delante para ensanchar los pulmones. El diafragma tienda a ir hacia abajo en dicha expansión. 

Este tipo de respiración ayuda a mejorar la salud de los pulmones.

Permite conseguir un número de inspiraciones por minuto menor que la respiración torácica.

La respiración torácica, por contrapuesto, se expande la caja torácica hacia arriba y adelante para ensanchar los pulmones y de esa forma aspirar el aire. 

Gracias a ella conseguimos una mayor frecuencia respiratoria. 

En el caso en el que realizamos deporte de cardio, el cuerpo nos requiere mucho oxígeno, por lo que es preferible realizar respiración torácica en ese caso.

Sin embargo, en el resto de los momentos del día a día y en actividades físicas que requieran fuerza y utilizar nuestro core, es preferible realizar respiraciones desde el abdomen

Beneficios respiración abdominal 

  • Consigue mover de manera más continua el diafragma. 
  • Aumenta la capacidad pulmonar. Permite que entre más oxígeno en los pulmones. De esta forma se mejora la función cardiopulmonar.
  • Reduce considerablemente las infecciones pulmonares.
  • Mejora las funciones de órganos como el bazo, el estómago, el hígado y la vesícula biliar.
  • Consigue una mejor circulación de la sangre.

¿Cómo realizar la respiración abdominal?

Hay que tener muy en cuenta la inhalación y la exhalación en esta práctica.

En el momento de la inhalación, es recomendable acostarse boca arriba y doblar las rodillas. Empezar a realizar inhalaciones tratando de mantener el pecho quieto y el movimiento realizarlo desde el abdomen, expandiendo. 

El ejercicio se realiza de mejor manera, si se posa una mano sobre el abdomen y otra sobre el pecho, para comprobar que se expande y que permanece quieto.

Por otro lado, en el momento de la exhalación hay que contraer los músculos abdominales muy fuertemente y expulsar todo el aire. Esto provocará que el diafragma se quede elevado de manera natural y el abdomen cóncavo. 

En este caso la palma de la mano bajará ligeramente y notará el efecto del ejercicio. 

Beneficios respiración torácica

En este caso, este tipo de respiración debe estar siempre acompañada por la abdominal. 

Esta te va a ayudar a conseguir más oxígeno en los pulmones cuando estés fatigado y realizando actividades físicas o deporte de cardio que necesiten una gran demanda de oxígeno. Sin embargo, para el resto de actividades deportivas es bueno compaginar ambas para mejorar la salud

¿Cómo realizar la respiración torácica?

Antes de explicar esto, es importante tener en cuenta que esta es una respiración complementaria. Es decir, la utilizaremos cuando necesitemos una buena cantidad de oxígeno pero siempre acompañada de otros tipos de respiración

Debemos sentarnos, con la espalda recta y colocando las manos en las costillas. 

Ahora viene el momento de expulsar todo el aire tensando el abdomen para impedir que se mueva.

Inspira profundamente dejando que las costillas se expanden, obtendrás una buena cantidad de aire.

Por último mantén por un segundo el aire dentro y al expulsarlo comprueba cómo las costillas regresan gradualmente a su posición inicial al vaciarse los pulmones

Y para terminar debes saber que…

 El deporte es algo que ayuda notablemente a mejorar la salud. Sin embargo, al realizar actividades físicas debemos tener bien preparado nuestro cuerpo y saber cómo guiarlo. 

All For Box Gym  os aporta los mejores consejos para tener una salud adecuada, y para motivaros a practicar deporte diariamente. 

En nuestras redes sociales, como Instagram, puedes ver información relevante que será de tu interés.