Muchas personas que disfrutan del boxeo se niegan a llevar a cabo entrenamientos de fuerza en el gimnasio, pero la realidad es que hacerlo puede mejorar sin ninguna duda el rendimiento en este deporte.

Si planteamos el entrenamiento de fuerza correctamente, podremos conseguir mejoras sobre la potencia de los golpes y la resistencia a la hora de recibir un impacto.

El core: ese conjunto de músculos que pasa desapercibido en el boxeo

Lógicamente el entrenamiento de fuerza para los boxeadores debería estar centrado en el trabajo de los brazos, pero este no es el único componente a trabajar.

Si buscamos que nuestros puñetazos golpeen con la máxima fuerza posible, necesitamos un core fuerte, y si necesitamos una gran resistencia a los golpes que recibamos, también. Podemos pensar en nuestros brazos como cañones, y en nuestro core como el barco que sostiene estos cañones y permite que disparen correctamente.

No tenemos que entender al core como únicamente el abdomen. El core está formado por los glúteos, el cuadrado lumbar, los erectores espinales, e incluso algunos músculos del cuello que permiten que nos mantengamos estables.

Entendiendo el entrenamiento de brazos

Para trabajar los brazos recurriremos a movimientos específicos llevados a cabo en polea, y al press banca con mancuernas como trabajo accesorio de calentamiento previo y activación, dada su similitud con los movimientos de boxeo.

La mejora de la potencia la conseguiremos con cargas algo más bajas de las que se usan habitualmente para la mejora de la fuerza máxima, ya que nuestra intención en este caso será trabajar de la manera más explosiva y rápida posible, incidiendo más sobre el componente de la velocidad que sobre el componente de la fuerza.

De la misma manera, teniendo en cuenta que nuestro objetivo es la mejora del rendimiento en el boxeo y no la ganancia de masa muscular, deberíamos mantenernos lejos del fallo para mejorar de manera sólida y para evitar generar una fatiga que arrastramos a nuestros entrenamientos específicos de boxeo.

El entrenamiento para mejorar en el boxeo

Dedicaremos la primera parte de este entrenamiento al trabajo enfocado a la mejora de los puñetazos, y la segunda al trabajo del core, de manera que nos volvamos más estables y de esta manera podamos aplicar más fuerza y evitar que nos derriben.

 Los ejercicios que se van a repasar, cómo veréis, no son todos basados en el golpeo, sino que son rutinas que ayudarán a golpear mejor cuando os pongáis a ello. Para empezar, unos que se pueden hacer en casa:

1. Flexión con aplauso

Si empezáis de cero, mejor no hacer esto directamente. Si ya tenéis una condición física, adelante. Es muy básico, al  hacer la flexión os impulsan hacia arriba y, en el ratito que el cuerpo está en el aire, dais una palmada.

2. Burpees

Estáis de pie, hacéis una sentadilla, pasáis a la posición de hacer flexiones y hacéis una, volvéis a estar en cuclillas, os ponéis de pie y saltáis.

3. Comba

Seguimos con ejercicios de boxeo para hacer en casa. De este poco hay que explicar: comba.

4. Abdominales

Tener un abdomen fuerte es básico para el boxeo. Uno de los ejercicios de abdominales más indicados para este deporte es el conocido como abdominales en V. Tumbados, con los brazos estirados hacia atrás, se levantan las piernas y el tronco hasta intentar tocar los pies con las manos.

Os vais ya de casa.

5. Correr

Sí, correr, ni más ni menos. Un ejercicio que mejora la condición física en general.

6. Escaleras

Cómo no se iba a incluir en una lista de ejercicios de boxeo el de subir escaleras. 

Y llegamos al gimnasio para dar unos cuantos golpes. Os mostramos, de manera somera, una rutina de boxeo para principiantes con los cuatro golpes principales.

7. Jab

Estáis ya delante del saco. Comenzarás con el jab, que es el golpe directo, seco. El más común.

8. Cross

Igual que el jab, pero el golpe parte de atrás.

9. Uppercut

Golpe muy espectacular que va desde abajo a la mandíbula del contrario. Para entrenar este no hace falta saco.

10. Crochet

Golpe lateral. El recorrido del mismo hace una forma de semicírculo.

Y para terminar debes saber que…

Evidentemente lo esencial para mejorar será el hecho de boxear, pero llevar a cabo entrenamientos de este tipo de manera consistente nos permitirá mejorar nuestra aptitud y nuestra forma física para rendir correctamente en boxeo. Serán la repetición y la perseverancia las que nos generen los resultados que queremos conseguir.

All for Box está dispuesto a que tu entrenamiento sea lo más eficaz posible, dentro de las posibilidades de cada uno. 

Puedes investigar nuestra web, y redes sociales tanto Facebook como Instagram y obtendrás más información que te puede interesar.