Cuando empezamos un entrenamiento por primera vez o volvemos después de mucho tiempo nuestro cuerpo está desadaptado y hay ciertas cosas que conviene tener en cuenta.

En All For Box somos especialistas en éste público ya que tenemos un sistema de entrenamiento propio que se adapta a las necesidades de cualquier persona que busque empezar a ponerse en forma. Quedate leyendo por que vamos a contarte cuales son los errores más frecuentes cuando empezamos a entrenar:

Empezar muy rápido el entrenamiento.

Este es el error más común, muchas personas empiezan a entrenar y quieren salir a entrenar a diario, lo mismo nos pasa con muchas personas que vienen al centro queriendo entrenar todos los días. Esto es un grave error ya que un exceso de estímulo puede ser contraproducente y nos puede llevar a lesiones si no estamos acostumbrados, las primeras semanas tienen que ser una introducción que prepare al cuerpo para lo que vendrá después.

Empieza las dos primeras semanas con 2 días de entrenamiento intenso y el resto de días simplemente sal a caminar durante una hora. Desde la tercera hasta la sexta semana puedes subir a 3 días intensos y el resto caminando. A partir de la sexta semana haz un análisis de como te encuentras y si ves que te estas recuperando bien de los entrenamientos puedes subir un día más. En caso contrario es que algo no está yendo como debería, con 3 días por semana deberías poder recuperarte sin problemas por lo que lo más seguro es que sea un fallo en la alimentación, el descanso o el estrés. Revísalo y cuando lleves un par de semanas en las que notas que te recuperas bien, pasa al siguiente escalón.

Centrarse en detalles sin importancia.

Este es otro de los error más frecuentes, en nuestro ansia por empezar nos topamos con mil y una recetas mágicas (de las cuales ya hemos hablado otras veces en el blog) que prometen resultados inmediatos o vemos métodos de entrenamiento avanzados que han demostrado unos mejores resultados en atletas profesionales.

Sin embargo pasamos por alto lo más importante en nuestro caso, y es la constancia. De nada sirve usar el mejor método del mundo si lo aplicas tres o cuatro veces y luego dejas de hacerlo. Además en sujetos de nivel básico como seguramente seas tú ahora mismo, el cuerpo funciona de forma distinta y va a responder mejor a cosas más básicas.

Lo principal es crear el hábito de entrenar, lo segundo sería crear el hábito de que algunos de los entrenamientos tengan una alta intensidad y más adelante nos podemos centrar en todo lo demás.

Con la nutrición pasa lo mismo, céntrate primero en crear hábitos para luego hilar más fino. Si haces un ayuno de 8-10-12 horas o si comes cada hora, cada dos horas, etc. no van a ser las cosas más importantes, en cambio asegurar la cantidad diaria de proteínas y comer más saludable sí puede suponer una diferencia.

Gracias por leernos, en All For Box Gym subimos contenido diario ¡Compártelo con tu compi de entreno!

También puedes seguirnos en facebook e Instagram para estar informad@ de nuestras últimas noticias