En All For Box Gym sabemos que los estiramientos post-entreno son tan importantes como el resto de las fases del entrenamiento. Facilitan que los músculos puedan recuperarse en menor tiempo del esfuerzo físico y que se reabsorba con mayor rapidez el ácido láctico generando. Además, de esta forma, se evitarán en gran medida las agujetas.

¿Por qué es importante estirar después de hacer deporte?

Estirar después de hacer deporte hace que se elimine la tensión de la musculatura y disminuye las probabilidades de sufrir una sobrecarga o lesión. Es un beneficio importante para el conjunto del cuerpo y como mecanismo de relajación.

Dedicar, al menos, diez minutos a estirar después de hacer deporte hace que los minerales accedan de forma más sencilla al interior de los músculos. Cuando estiras, evitas estar resentido al día siguiente porque los músculos recuperan su posición de inicio.

Los estiramientos post-entreno deben mantenerse durante al menos 20 segundos para obtener un buen resultado. Si se aprecia algún tipo de dolor, por leve que sea, es mejor interrumpirlo y proseguir con otra área. Los estiramientos deben realizarse siempre y, al menos, durante 10 minutos.

Estiramientos post-entreno

¿Qué beneficios aportan los estiramientos post-entreno?

Ya hemos mencionado los beneficios que aportan los estiramientos post-entreno, en cuanto a la prevención de lesiones y agujetas. Pero, vamos a detallar algunos más.

Tras una carrera, un partido de fútbol o un recorrido en bicicleta, el tono muscular estará elevado, es decir, los músculos estarán mucho más contraídos. En función de las características de cada persona, estos tardarán más o menos en relajarse.

Por otro lado, la mayoría de las personas no pueden relajar sus músculos si no eliminan el exceso de tono. Aquí es donde entra en acción la importancia de estirar después de hacer deporte.

Cuando una persona estira bien, el cuerpo y la mente están más relajados y preparados para un descanso profundo. La recuperación muscular también se produce en condiciones óptimas tras desalojarse de las sustancias tóxicas que se producen cuando se realiza un deporte . Estas aportan una sensación de carga al cuerpo.

Un punto muy importante a tener en cuenta es uno de los beneficios que primero llega a la mente: disminución del acortamiento y de la rigidez muscular. Estos son la antesala de las roturas fibrilares, las contracturas y las tendinitis.

Además, no hay que olvidar la importancia que tiene estirar, en cuanto a que favorece distintos aspectos como:

  • Favorece la circulación.
  • Estimula la movilidad articular y el desarrollo muscular.
  • Reduce el dolor muscular.
  • Evita la pérdida de movilidad y la oxidación muscular.
  • Aumenta la resistencia muscular.
  • Reduce el cansancio corporal y mental.
Estiramientos post-entreno

¿Cómo realizar los estiramientos post-entreno?

Para realizar correctamente los entrenamientos post-entreno, es recomendable que sigas una serie de fases, las cuales te explicamos a continuación:

Movimientos de cabeza:

Un movimiento circular de cabeza con cadencia suave permitirá estirar los músculos del cuello.

Estiramiento de hombros:

Consiste en llevar las manos hacia la espalda y crear una presión, estirando los músculos superiores de los brazos.

Estiramiento de brazos:

Se trata de llevar los brazos hacia atrás o arriba, estirándolos al máximo hasta lograr un esfuerzo que permita el estiramiento completo.

Estiramiento de piernas:

Se realiza mediante movimientos de leve presión unidos a un esfuerzo de la parte inferior del cuerpo.

Ejercicio de estiramiento de espalda y musculatura posterior de las piernas:

Este ejercicio debe realizarse durante un mínimo de 2 o 3 minutos.

Ejercicio cifosis dorsal baja-rectificación lumbar:

Mediante este ejercicio se consigue relajación y energía en las zonas más rígidas de la zona lumbar.

Estiramiento de isquiotibiales con apoyo en lumbares:

Con este ejercicio, se puede llegar a sustituir a los dos mencionados con anterioridad. Si se opta por esta alternativa, hay que realizarla entre, al menos, 5 y 7 minutos, no entre 2 o 3, como los anteriores.

Estiramiento cadenas cruzadas pierna, columna y brazo:

Es un estiramiento en torsión que estira y relaja la columna, los brazos y las piernas. Se puede realizar 3 o 4 veces, entre 20 y 30 segundos.

Estiramiento combinado de psoas e isquiotibiales:

Este estiramiento involucra a ambos músculos a la vez y debe durar entre 3 o 4 minutos en cada lado.

En resumen, como se puede comprobar, estirar después de hacer deporte tiene multitud de beneficios y es esencial para reducir la tensión muscular y mejorar la flexibilidad. Por ello, en All For Box Gym cuidamos al milímetro que los estiramientos post-entreno se realicen correctamente y te estamos esperando para hacerlos juntos.

Gracias por leernos, en All For Box Gym subimos contenido diario ¡Compártelo con tu compi de entreno!

También puedes seguirnos en facebook e Instagram para estar informad@ de nuestras últimas noticias